domingo, 22 de agosto de 2010

tardes de verano

Había una vez, un lugar… donde las tardes de verano eran perfectas, su olor a flores invadía todo, los rayos de sol tenían la intensidad adecuada, y donde se generaban las puestas de sol más bonitas de todo el mundo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada